28 de julio de 2011

Los pequeños detalles que te hacen sonreír

Se levantó como un día cualquiera, y miró por la ventana. Era ya entrada la mañana. Desde el día de antes no se encontraba del todo bien. Por la noche se había acostado con una extraña sensación y aunque había dormido toda la noche, tenía la impresión de no haber descansado nada.

El día siguió su curso, pero ella estaba en otro sitio, y no sabía en donde exactamente. Decidió tomarse un baño para relajarse y despejarse. 
Al caer la tarde quedó con unos amigos para distraerse, pero él se percató de que algo no estaba bien en ella y se sentó a su lado en aquel parque.
-No se por qué pero creo que los chistes de Cárlos no te hacen mucha gracia ¿cierto?
-¿Qué?... ¿Perdona?...
-Estas perdida hoy. ¿Se puede saber en qué piensas?
-La verdad no lo sé. Serán tonterías mías pero llevo así desde ayer.
-Te equivocas. No son tonterías, nadie como tú pierde esa sonrisa permanente de un día para otro. Además no es la primera vez que te pasa... ¿o me equivoco? Anda alegra esa cara, me gusta ver tu sonrisa.
Extrañamente, ella sonrió. Las palabras de él había hecho que sus problemas parecieran insignificantes.
-Así me gusta.- Él también le dedicó una sonrisa.
-Tienes razón aun que no es tan sencillo dejar los problemas de lado ¿sabes?
-Una vez más te equivocas. Es fácil. Solo tienes que fijarte en los pequeños detalles de la vida. Mira por ejemplo ese pipote inclinado, a mí me recuerda a la Torre de Pissa. Es divertido caminar por la calle e ir fijándote en cada cosa, cada detalle. ¿Nunca te has parado a mirar las nubes? ¿Nunca has jugado a imaginar formas en ellas?
Lo único que podía hacer en ese momento era sonreir y seguir escuchándolo e imaginar ella también. Y por un instante se olvidaron de todo lo de alrededor. Por fin  ella pudo dar de lado por un  instante a sus temores, y junto a él empezó a sentirse bien consigo misma. Pero una voz los despertó. 
- ¡Hey Chicos! ¿Venid o qué?
Y no pudieron más que reírse de ellos mismos y salir corriendo a vivir, a sentir, y a disfrutar de los pequeños placeres de la vida juntos.


1 comentario: