28 de noviembre de 2011

Que vivan los idiotas que nos hacen reír.

Empezaremos por un me siento bien, seguiremos avanzando y llegaremos al viviré el momento, a continuación nos arriesgaremos: no me importa el que dirán, y terminaremos con un gran final: soy feliz


20 de noviembre de 2011

Frágiles como pompas de jabón.

Dos cuerpos abrazados en mitad de la noche. Afuera llueve, cae el diluvio universal y hace frío. No importa, ya nada importa. Todo se vuelve a ver de un color intenso.


19 de noviembre de 2011

18 de noviembre de 2011

21

No se me ocurre una forma más clara y más precisa para decirte lo que siento:
 Te quiero. 




16 de noviembre de 2011

Abrázame, y haz que olvide el por qué.

Es lo que siento cuando pasas y me miras, y no dices nada, pero yo leo en ti un bésame y me muero por hacerlo, pero mi cuerpo va más rápido que mis pensamientos es como si quisiera decirme no, no es el momento. Tener dos conciencias, como un ángel y un diablo, como tener un lado bueno y otro rebelde. Por más que se peleen o discutan, en mi caso siempre gana la razón. (Y no debería ser siempre así)


15 de noviembre de 2011

llámalo X



Apagada o fuera de cobertura en este momento 

***

14 de noviembre de 2011

14 de Noviembre del 1968

Feliz cumpleaños papá.
te quiere, tu niña grande ;)


12 de noviembre de 2011

Consejos de una amiga.


Aunque quieras seguir siendo esa niña que no se da cuenta de nada, la que nada le supera, la que con una 
sonrisa lo puede arreglar todo.. tienes que darte cuenta de que todo eso solo son etapas.. que ahora te toca 
crecer, madurar como persona, darte cuenta de que la gente no es como tú, de que no dan nada por nadie y 
que tú no tienes que darlo todo por ellos.. que tienes que pensar en ti, en lo que tu quieres, marcarte tus 
objetivos y luchar por ellos no dejar que te tiren porque tú eres mas fuerte tienes que saltar todos los muros, 
si no,  podrás volver a ver el sol. La felicidad no llegará y se quedará contigo, siempre estará yendo y 
viniendo pero no puedes estar siempre esperándola y esperar a que todo pase tienes que coger un camino y 
seguirlo cueste lo que cueste y cuando pasen unos años darte cuenta de que has hecho lo correcto, de que 
nadie a podido contigo, y sentirte orgullosa de la persona que has llegado a ser por ti misma sin necesitar a 
nadie mas PORQUE TU PUEDES y vales.

Sin ser, ni ver, ni oír.

  •  No le encuentro sentido a esto, quizás nunca lo tuvo, quizas el problema realmente no este dentro de mi, pero es solo un maldito quizás. Todo me atormenta incluso lo mas mínimo, ya nada me suena bien, para mi todo es gris, ya nada tiene color, se perdió, se borró. Es tumbarte sobre la cama encerrada en cuatro paredes de las que eres prisionera, escuchar canciones deprimentes pero que despiertan en ti un sentimiento de identificación hacia ellas. Que te hablen y ya no saber escuchar, andar con la mirada perdida y la cabeza agachada, escuchar como en tu cabeza solo hay un repetitivo eco. Es como si te cayeras desde el piso 56 de un rascacielos y nunca llegaras al suelo, que siempre vas a tener esa sensación de que te estas cayendo y que en cualquier momento te estrellaras contra la calle o cualquier coche, pero no, y esa angustia siempre esta ahí, en un nudo en la garganta.


8 de noviembre de 2011

No quiero volver hablar de príncipes, ni de cuentos de hadas.

Un otoño más. Ya habían pasado dos. Dos estaciones del año en las que ella no había dejado de mirar ni un solo instante por aquella ventana, esa ventana por la que se podía contemplar como las hojas rojizas, amarillas y anaranjadas de aquellos álamos del parque, se caían y eran arrastradas por el viento. Cuantas veces imaginó ella  ser una de esas pequeñas hojas que volaban muy alto, pero su sueño se desvanecía cuando rozaban el suelo mojado. 
Aquel día era gris. Últimamente todos los días lo eran. Las nubes cubrían por completo el cielo, y después empezaba a llover, ya que esa ventana estaba siempre llena de pequeñas gotitas. Recordó que aquella tarde hacía dos años no fue así. El sol brillaba, aunque el frío era normal para ser noviembre. Ese parque de álamos, y él sentado justamente debajo del más grande de todos. Vestía de color marrón casi negro, y el único tono de color se lo daba aquella larga bufanda de lana beige. Llevaba un cuaderno de dibujo, y su sonrisa la recordaba tan brillante como si hubiera sido ayer. La primera mirada intensa de ese precioso color verde. Aquel roce inesperado con sus manos frías. El corazón que lo sentía más rápido que de costumbre. El primer beso , y otros muchos que vinieron después. Aquel paseo agarrados debajo de los árboles. La canción de ese violinista improvisado. Las risas de los niños jugando con los pájaros. Aquel hombre al que le compró una rosa roja, solo para ella. Cuando empezó a llover y no tenían paraguas. Y esa corta despedida...
A medida que le venían los recuerdos a la mente comenzó a llorar. El pasado no era el que le dolía, eran aquellas dos palabras que nunca le dijo y ahora se arrepiente de no haberlo hecho: "Te quiero".








Estas son unas fotos que hice hace un par de fines de semana en la montaña, cuando fui con mi familia y unos amigos :)


4 de noviembre de 2011

Que caiga el diluvio universal

-¿Cuál es tu deseo?
+Besarte bajo la lluvia, ¿y el tuyo?
-Que empiece a llover.


[Solo si es junto a ti]


2 de noviembre de 2011

Si. Vale, soy bipolar.

Si digo la verdad hoy no tengo ganas de nada.
Un consejo: Sed felices.