16 de noviembre de 2011

Abrázame, y haz que olvide el por qué.

Es lo que siento cuando pasas y me miras, y no dices nada, pero yo leo en ti un bésame y me muero por hacerlo, pero mi cuerpo va más rápido que mis pensamientos es como si quisiera decirme no, no es el momento. Tener dos conciencias, como un ángel y un diablo, como tener un lado bueno y otro rebelde. Por más que se peleen o discutan, en mi caso siempre gana la razón. (Y no debería ser siempre así)


1 comentario:

  1. Me encanta tu blog; es precioso y muy original.
    Te presento mi blog y espero que te guste.
    Te sigo. Te invito, a que te pases por mi blog...

    http://itziarenfedaqueblog.blogspot.com/

    Muxuus L)

    ResponderEliminar