10 de enero de 2012


Te impidieron perseguir tus sueños y ahora es demasiado tarde, Sandra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario