17 de julio de 2012

"Sonríe y di: patata!"


Yo no era así, yo no me ocultaba tras una linda mirada que no vale nada. Yo buscaba siempre el lado positivo de las cosas, y ahora todo lo veo negro. Yo no era de las que dudaban, yo lo daba todo y vivía plenamente. Yo no era un mar de pensamientos que no llevan a ninguna parte.  Yo era alguien, y ahora no soy nada. ¿Qué soy mas que un puñado de huesos, células y hormonas? Que mi sonrisa se ha borrado, que mi luz se ha apagado, que mis ganas de gritar se han acabado. Y todo esto me lo he buscado yo sola.

13 de julio de 2012

Lágrimas de papel en este mar de cartón.

Escucharse a uno mismo, medir las palabras, sentir que hay algo más que este silencio desgarrador. Perderse por un mar de lágrimas de papel, sentir que eres de cristal, frágil, que puedes romperte en cualquier momento, pero a la vez frío como el hielo. No sabes de sentimientos, no sabes de emociones, solo sufrir. Guardar y tragar cada momento, cada puñalada, cada dolor... y al final acabas roto. Roto en mil millones de pedacitos que intentas volver a juntar, con ese pegamento llamado valor y fuerza, y por más que busques siempre faltaran piezas del rompecabezas, hasta que un día no sabes ni que estas construyendo.


Hoy Sandra no existe.