21 de abril de 2013

Grité para no oírme

Nunca supe salir de esta caja de cristal, miraba todo lo que había fuera pero nunca llegué a tocar con mis manos todo aquello que observaba. Nunca llegué a disfrutar del olor del viento. Nunca llegué a escuchar la música de la vida. Y comprendí que aunque miraba, observaba y contemplaba, no sabía lo que en realidad miraba, observaba y contemplaba. Que todo era una mentira frágil dentro de un cofre de cartón, láminas de colores en un escenario de ilusiones que se rompían al acabar la función.

-Sandra Moreno-

2 comentarios:

  1. Cuando he mirado los comentarios a esta publicación he encontrado que ponía: "No hay comentarios", y es cierto, no hay comentarios, no hay palabras para definirla, únicamente puedo tratar de hacer una débil aproximación con un simple "me encanta" refiriéndome a lo que has escrito. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel eres increíble y nunca me cansaré de decírtelo :) Gracias por leer mi "pequeño" texto en todos los sentidos, y sobre todo gracias por decir lo que piensas de él, de verdad :)

      Eliminar