9 de noviembre de 2014

Volveré dijo, y volvió

Las agujas del reloj corren rápidas y a la vez lentas y no se paran y chocan y se rozan, quieren estar juntas y a la vez separadas.
Otra vez vuelve, no me deja en paz. Tranquilidad, eso es lo que quiero, lo que busco sin cesar y no encuentro.
Romper con el mundo porque ya no creo en él, en nadie, ni en mi misma. No, es cierto, nunca creí en mi persona. Mirarse en el espejo y ¿qué ver? Nada. Nadie. Un puñado de células puestas de alguna forma, huesos y hormonas. 
Las agujas del reloj siguen su curso, el tiempo pasa, ese gran preciado invento. Y pobre a la vez, porque nadie lo valora, ni quieren hacerlo. Te quejas de que el tiempo pasa deprisa o lento, pero no muestras interés en aprovecharlo. No somos conscientes de lo que tenemos, de lo que poseemos. Mira a tu alrededor, ¿qué ves? Somos ciegos de corazón, incluso de alma. No entiendas mis palabras, son caprichosas, inocentes, pero fuertes a la vez. ¿Me escuchas? Mi voz no es más que un susurro en el aire, ese aire que más que oxígeno para respirar, me ahoga.
Estoy sola, me siento sola en este abismo frío y vacío. Nadie escucha mis gritos, pues son mas que silencio.

-Sandra MG-

[Vuelvo a las andadas]

24 de mayo de 2014

Child of the bad revolution

Una selección de fotos de una sesión de la cual estoy muy orgullosa.
Dar las gracias otra vez y mil veces más al modelo, mi querido amigo Lucas. 
Tengo pendiente otro par de sesiones con él así que este verano veréis el blog repleto de fotos.
Nada más, espero que las disfrutéis.



(Para continuar viendo más fotos haz click en "más información")

23 de abril de 2014

Sentimientos infinitos

Destruirnos no formaba parte del plan, pero sentir esto tampoco, vino así de repente, como cuando llueve.
Dejarse llevar fue demasiado fácil y sin darme cuenta solo quería ser la única que provocara tu sonrisa.
Dime que me quieres.
Busco tu mirada detrás de los kilómetros que nos separan.
Acuérdate de mí. Siempre estaré a tu lado.
Mírame, ¿no ves que te necesito como respirar?
Entiende que esto es más fuerte que yo, no te alejes, no te escondas. 
Háblame, y dime todo lo que has callado, solo tus ojos revelan las palabras que un día no dijiste. Y sin embargo, me siento perdida. Encuéntrame, porque solo tú puedes hacerlo.
Quiero tus manos rodeando mi cuerpo.
Encuéntrame, sí, pero para volver a perderme en ti.


8 de febrero de 2014

Hola y adios

Comencemos un nuevo día, el sol brilla en el cielo azul.
A falta de inspiración escribir lo primero que se te ocurra.
Desvariemos juntos otra vez.
No me sueltes, quiero sentir el calor de tu piel.
Mírame, estoy aquí, esperándote una vez más.
Una vez más, y otra, otra, otra...
El mundo entero se ha propuesto esta casualidad y por ahora me va bien.



Sandra EmeGe